Ventajas de las puertas correderas

El origen de las puertas correderas se remonta a cientos de años atrás. Se sabe que en Japón

El origen de las puertas correderas se remonta a cientos de años atrás. Se sabe que en Japón estas eran las puertas preferidas para separar las estancias, de hecho, estas puertas correderas japonesas se caracterizaban por ser de papel.

Pero, ¿qué posibilidades ofrecen frente a la puertas tradicionales?

Las puertas correderas son posiblemente las más versátiles y las que nos harán ganar más espacio en nuestro hogar o lugar de trabajo. Son ideales para separar o unir un comedor y un salón, un dormitorio con un cuarto de baño, un dormitorio con una terraza, etc. Ofrecen multitud de estilos y, sobre todo, posibilidades en aquellas estancias pequeñas o poco luminosas, pues si instalamos correderas de cristal ganaremos mucha luz.

PARA INTERIOR O EXTERIOR:

Una de estas posibilidades es instalarla para exterior (acceso a terrazas o jardines) o para interior. Aún hay mucha gente que asocia que las puertas correderas están destinadas para el exterior, pero en los últimos años hay un auge de correderas para interior, principalmente para aquellos hogares donde hay poco espacio o se quiere separar varias estancias de una manera más cómoda y accesible. En el caso de ser para interior, debemos elegir si la puerta corredera va a ser interna o externa, es decir, si al abrirse van a quedar las hojas visibles o no.

Pero esto es solo el principio, sigamos viendo las otras posibilidades que nos ofrecen, como por ejemplo: los distintos tipos de sistemas y mecanismos de apertura, el tipo de guía y los materiales.

SISTEMAS Y MECANISMOS DE APERTURA:

Veamos primero los sistemas y mecanismos de apertura que podemos emplear:

Puertas correderas enfrentadas

Se trata de dos hojas enfrentadas que se deslizan por un solo carril, generalmente de grandes dimensiones. Son las más utilizadas en salones y comedores pues permiten abrir el espacio ampliamente.

Puertas correderas paralelas

Las hojas se deslizan por dos o más carriles. Es la más utilizada en salones, comedores o cocinas que dan al exterior porque ofrecen gran luminosidad a la estancia al ser de cristal.

Correderas de una hoja (pocket)

Es posiblemente el más utilizado en baños, cocinas y dormitorios. Esta puede ser colocada en guías o estar encastrada en la propia pared.

Corredera + fijo

En este caso, se trata de una hoja que se desliza y una hoja de menor tamaño fija a la pared, habitualmente el fijo es de cristal. Se suele instalar en zonas de paso.

Corredera para esquina

Es frecuente encontrarlas en oficinas. El cierre se encuentra justo en la esquina, donde se encastran las hojas, lo cual la convierte en un sistema más costoso y complejo.

Correderas telescópicas

Se caracterizan por ser hojas de gran formato. Por lo general, van desde ras de suelo hasta el techo. Están pensadas para espacios de grandes dimensiones.

Multicarril

Este tipo suelen ser para exteriores y destaca por tener varias hojas que se deslizas por carriles distintos, apilándose todas en un extremo.

SISTEMA DE GUÍAS:

Veamos las distintas posibilidades que hay para las guías, estos condicionarán en gran parte la estética y el estilo de la estancia. Estos son los principales tipos de guías que hay en el mercado:

Guías para puertas correderas internas o encastradas en la pared

Si lo que se pretende es que no se vean las puertas al estar abiertas, es necesario tener una doble pared, lo cual acarrea más mano de obra e inversión. Este tipo de guía es una estructura que alberga y sostiene las puertas, evitando que roce en los lados.

Guías para puertas correderas externas

Solo es necesario fijar e instalar las guías a unos centímetros en el exterior de la pared. Existen diferentes tipos:

Guías al aire

Pueden ser de diseño, es decir, quedan como elemento decorativo.

Guías invisibles

Se trata de una guía que queda oculta en la parte superior de la puerta, imperceptible con la puerta abierta o cerrada.

Guías con embellecedores

Estos modelos se componen de una guía simple que queda oculta por unos embellecedores.

LOS MATERIALES:

Existen múltiples materiales que podemos elegir según el estilo y el ambiente que queramos darle: cristal, aluminio, madera natural, aglomerado, pladur, etc. Incluso pueden llevar papel pintado para integrarse mejor con el entorno. Podemos crear muros móviles que se pueden camuflar perfectamente con el mobiliario.

Por ejemplo, si lo que buscamos es un estilo rústico y cálido lo recomendable es que sean de madera. Si optamos por el aluminio ganaremos en prestaciones y reduciremos su mantenimiento frente a las de madera natural. Si disponemos de un espacio reducido y poco luminoso lo ideal es que las puertas correderas, ya sean de interior o de exterior, sean de cristal para así dejar pasar los rayos de sol a las estancias contiguas.

Hoy en día podemos encontrar diseños muy novedosos y versátiles como por ejemplo: las correderas elevables. En IDh desarrollamos este producto que es capaz de soportar grandes hojas de hasta 350 kg, las cuales son ideales para tener unas vistas panorámicas con los más altos niveles de seguridad, estanqueidad y resistencia al viento. Estos sistemas se suelen instalar en zonas de acceso a terrazas o jardines dando gran amplitud y luminosidad a la estancia.

En definitiva, este tipo de puertas son las más apropiadas para crear espacios diáfanos, para integrar o separar estancias, ganar espacio y dar luminosidad. No obstante, debemos cerciorarnos de que los herrajes empleados son de calidad para que garanticen un deslizamiento suave, cómodo y silencioso a largo plazo.

Leave a Comment